• +34 964 06 72 12
  • info@bufetecarrasco.net

Semana de paros y ninguna solución

Semana de paros y ninguna solución

Los estibadores han convocado ocho jornadas de huelga hasta el 23 de junio, tras el fracaso de la negociación con la patronal Anesco para alcanzar un acuerdo. Los paros serán en las horas impares de los días 5, 7, 9, 19, 21 y 23 de junio, mientras que para el miércoles 14 está prevista una huelga ininterrumpida de 48 horas, desde las 8 de la mañana. Esta protesta, convocada por el sindicato mayoritario, pretende forzar a las empresas a negociar la subrogación de los empleados.

El lunes comenzó la primera jornada que tuvo un seguimiento total, casi del 100% de los puertos españoles. Se desarrolló sin incidentes y se cumplieron unos servicios mínimos. Al haber anunciado la huelga con antelación, se ha dado margen de maniobra para reprogramar las entradas y salidas del puerto, muchos buques aplazaron hasta el martes su llegada. Los estibadores españoles recibieron la solidaridad tanto política como empresarial de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF).

El llamamiento del martes de la patronal para que los estibadores volvieran a la mesa de negociaciones y desconvocaran la jornada de huelga prevista para el miércoles no tuvo éxito, al igual que su petición al Ministerio de Fomento para que les ayude a solucionar un conflicto abierto desde hace cuatro meses.

El miércoles a las 9 de la mañana empezaba la segunda jornada de huelga que se desarrolló con normalidad, cumpliéndose los servicios mínimos, secundada por los 6.150 estibadores de la red de puertos españoles. En general, por lo que respecta al tráfico en los accesos tanto al recinto portuario como dentro de las instalaciones fue casi fluido ya que muchos transportistas acordaron no operar en los puertos los días de la huelga para evitar el colapso. Se produjeron más nombramientos que en la jornada del día 5 y más actividad, no obstante, pese al buen desarrollo sí hubo retenciones en la mayoría de los accesos de los puertos mas importantes, que han acumulado retrasos. Muchas compañías habían previsto stocks pero también tienen dificultades para distribuir la mercancía de la que ya disponían. Tras los primeros días de protesta de hace unos meses, empresas y centros de producción ya estaban sobre aviso. Esta huelga anunciada ha permitido rearmar estrategias de contención de los posibles impactos como la descarga en puertos interiores.

Coordinadora aseguró no haber recibido ninguna comunicación de Anesco el jueves para reanudar las negociaciones. Se esperaba un movimiento de la patronal, además de un acercamiento con los sindicatos, que permitiera retomar las negociaciones y, posiblemente, desconvocar los días de paros de las próximas semanas. El peligro de una fuga masiva a otros puertos se presenció claramente, siendo el puerto marroquí de Tánger, el italiano de Gioia Tauro y el de Malta los más beneficiados. Para la patronal, la actitud de los sindicatos resulta incomprensible, el motivo que usan para justificar la convocatoria de huelga ha sido aceptado por la representación de las empresas. El ministro de Fomento, de la Serna, llamó a desconvocar las huelgas ante el riesgo de que haya empresas que abandonen definitivamente los puertos españoles si los paros se prolongan.

El comité ejecutivo de Anesco citó a los sindicatos, sabiendo que era imposible evitar las movilizaciones del viernes en horas alternas. Fijaron una fecha de reunión para el próximo martes, por lo que volvieron a la huelga, después de una semana sin contactar. Esta próxima semana puede resultar decisiva pero todo depende de la voluntad de las partes negociadoras.

Andrea
Andrea

Leave a Reply