• +34 964 06 72 12
  • info@bufetecarrasco.net

Otro año mas sin Corredor Mediterráneo

Otro año mas sin Corredor Mediterráneo

A las puertas del nuevo ejercicio son muchas las promesas sin cumplir, el Corredor Mediterráneo es un ejemplo. Surgió como una infraestructura que posibilita viajar de una forma mas rápida conectando todo el litoral mediterráneo con la alta velocidad, mediante una doble vía desde Algeciras hasta Francia para conectar España con Europa. Con esta obra, se pretenden conseguir grandes beneficios como mejorar la competitividad de la economía del arco mediterráneo; impulsar el turismo; aumentar el comercio internacional y la internacionalización de la economía española; contribuir a un desarrollo económico más sostenible a través de la reducción de la contaminación y de las emisiones de gases de efecto invernadero; o mejorar las conexiones de los puertos y aeropuertos del Mediterráneo y sus zonas logísticas e industriales con sus respectivas áreas de influencia de la Unión Europea y con los países vecinos. Sin embargo, el Corredor Mediterráneo es aún un proyecto incompleto e irregular. Indiscutiblemente, tratándose de una obra necesaria para el desarrollo económico, no pueden permitirse mayores demoras en la ejecución de ciertos tramos de la infraestructura y la finalización de otros. El ejecutivo no puede aquietarse ante la demanda justificada del Corredor Mediterráneo. Es necesario dar soluciones y plazos de finalización serios ya que se trata de una prioridad inexcusable.

Sin embargo, la realidad es que la ejecución de la infraestructura no está avanzando, ni al ritmo ni de acuerdo con el proyecto que fue aprobado desde Europa, una doble plataforma que permita a viajeros y mercancías circular de forma independiente, de acuerdo con sus necesidades, tiempos y frecuencias. Supone una inversión aproximada de 22.000 millones de euros de los que hasta la fecha, se han ejecutado 14 millones. La Fundación Pro-AVE ha reclamado que avancen tanto la inversión como la ejecución del Corredor Mediterráneo tras los retrasos injustificados del pasado y la lentitud con la que se están llevando a cabo las obras en el presente que generan pérdidas y sobrecostes económicos significativos, además de grandes perjuicios sociales. Entre ellos, ha destacado la repercusión en la actividad naranjera exportadora, actualmente en plena campaña citrícola y con camiones cargados cruzando la frontera a diario. El coste de transporte entre el camión y el tren supone de media entre cinco y seis céntimos de euro por kilo transportado a favor del ferrocarril y ha señalado que el tren tiene ventajas de seguridad, especialmente en invierno por razones meteorológicas. Pero además, ha resaltado que su implantación constituye «una oportunidad seria de generar una evolución significativa y necesaria de nuestro modelo productivo, una evolución que impulse y atraiga actividades de mayor valor añadido, relacionadas con la logística, servicios avanzados y nuevos sectores productivos de alto valor añadido”.

La ausencia de perspectiva económica, social y ecológica del Gobierno, está generando un problema de ineficiencia económica, además de daños en la economía y la sociedad del Mediterráneo. La responsabilidad es del Gobierno pero también de todos los grupos parlamentarios comprometidos con el progreso y bienestar. Por ello, todos deben acometer aquellas acciones que contribuyan a acelerar la inversión y ejecución del proyecto de forma urgente, aunando esfuerzos y capacidad de presión.

Andrea
Andrea

Leave a Reply